Una de las cosas que teníamos claras cuando planeamos nuestra ruta en coche por Mallorca, era que realizaríamos la excursión a Cabrera. Nos atraía la idea de poder recorrer la isla libremente e incluso llegar a encontrarnos solos en medio de la naturaleza, como en una isla desierta y ya os adelanto que lo conseguimos sin mucho esfuerzo.

Lagartija Balear

Lagartija balear, hay muchísimas por toda la isla

 

A partir de aquí os voy a hablar sobre la isla, cómo visitarla, la escasa oferta de alojamiento, qué llevar y cómo fue nuestra excursión a Cabrera.

 

 

1. La isla

Como os podréis imaginar, el origen de su nombre son las cabras ya que el número era elevado en el pasado, aunque en la actualidad no hay ninguna con el objetivo de conservar el ecosistema.

La isla de Cabrera es la más importante de las 19 islas que forman el Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera, perteneciente a su vez al Archipiélago Balear. Se encuentra ubicada al sur de la isla de Mallorca, a menos de 20km de distancia de Colonia Sant Jordi, el principal punto de partida de la mayoría de excursiones a Cabrera.

Fue en el año 1991 cuando se convirtió en Parque Nacional para protegerlo, prohibiéndose así cualquier tipo de edificación y su población ronda las 10 personas aproximadamente. La isla tiene una superficie de más de 15km², lo suficientemente grande como para que en una visita de un día de unas 3 o 4 horas tengamos que elegir qué queremos ver con antelación.

Una vez que ponemos pie en la isla, en el pequeño puerto de Cabrera, nos encontraremos una oficina de información con mapas y algo de información, baños públicos y un pequeño bar. A partir de ahí, nosotros elegimos qué queremos ver, si queremos hacer alguna de las rutas marcadas o relajarnos en alguna de las playas.

Vistas Desembarco

Vistas de parte de Es Port al desembarcar

 

2. Cómo visitar Cabrera

Existen dos formas de llegar a la isla:

  • Mediante barco privado para lo cual es necesario haber pedido permiso a la administración del Parque Nacional con anterioridad, ya que hay limitación de barcos y de noches en función del mes. Además, solo se permite amarrar el barco en Es Port, el pequeño puerto de Cabrera.
  • Mediante excursiones turísticas a través de alguna de las compañías que lo ofrecen desde Colonia Sant Jordi. Estas compañías son Excursions a Cabrera y MarCabrera. Ambas ofrecen distintos tipos de excursiones a Cabrera, en las que varían la duración, el recorrido y el precio, por lo que lo mejor es que entréis a sus webs y decidáis en función de vuestras preferencias. Fundamental hacer la reserva con antelación si planeas visitarla en los meses más concurridos (julio y agosto) para evitar quedarte sin hueco. Nosotros elegimos la excursión Premium con la compañía Excursions a Cabrera con una duración total de unas 6 horas, ya que a diferencia del resto, el barco rodearía por completo el Archipielago y nos permitiría estar a nuestro aire en la isla durante unas 4 horas aproximadamente. Más adelante os cuento en detalle.

Si reservas tu alojamiento con Booking a través de este enlace, ambos obtendremos 15€ gratis. Pincha aquí si quieres saber más sobre cómo funciona.

 

3. Alojamiento

Si dispones de varios días para disfrutar de la isla y tienes un barco privado, podrás pasar allí varias noches si te han concecido el permiso necesario desde la administración del Parque Nacional.

Si no es el caso, aún existe otra opción. La isla de Cabrera cuenta con un albergue que dispone con 12 habitaciones dobles. En su página web podréis realizar la reserva (máximo 2 noches).

Albergue

Albergue de la isla de Cabrera

 

4. Qué llevar

Fundamental comida y bebida, ya que no hay restaurantes ni tiendas en la isla, solo un pequeño bar. También crema solar, gorra/sombrero, gafas y tubo para el snorkel y tal vez unos playeros de agua muy útiles en estos casos.  ¡Ah! y muchas ganas de explorar.

 

¿Todavía no has visitado nuestra Tienda? ¡Entra y descubre nuestros productos favoritos para viajar!

Entrar a la Tienda

5. Cómo fue la excursión a Cabrera

Realizamos la excursión a Cabrera en junio y elegimos la excursión Premium con la compañía Excursions a Cabrera que sale desde Colonia Sant Jordi y tiene 3 horarios de partida (9:15, 9:45 y 12:15). Como reservamos con solo 2 días de antelación únicamente pudimos elegir las 12:15 como horario de salida. Por lo que una vez más, recomiendo reservar con antelación.

El precio era de 58 euros por persona, pero al hacer la reserva online, descontaban un 10%, por lo que el precio final se quedó en 52,2€.

Antes del inicio de la excursión a Cabrera, hay que presentarse en la oficina de la compañía (está aquí) con al menos 30 minutos de antelación para obtener las tarjetas de embarque, necesarias para poder subir al barco y allí ya nos indican la zona de embarque en el puerto. Hay aparcamiento libre por la zona pero en temporada alta puede llevar un rato encontrar un hueco vacío.

Con el coche aparcado y las tarjetas de embarque en la mano, nos dirigimos a la zona de embarque, donde esperamos hasta que varias personas de la compañía nos llamaron para subir a bordo. En total unas 20 personas, de las cuales éramos los únicos españoles junto con la tripulación.

Excursiones

Lancha en la que fuimos a Cabrera

 

Antes de que nos diésemos cuenta el barco ya estaba navegando con dirección al archipiélago de Cabrera, alejándonos poco a poco de Colonia Sant Jordi con la imagen del faro de Ses Salines como última referencia en tierra. El trayecto hasta que el barco alcanzó la primera isla, la isla de Na Foradada, duró aproximadamente unos 30 minutos.

Na Foradada

Faro de Na Foradada

 

Luego, fuimos pasando entre otras islas disfrutando del paisaje hasta que finalmente comenzamos a bordear la isla de Cabrera, donde el barco se detuvo para que disfrutásemos de un rato haciendo snorkel en aguas de la playa Es Burrí. En esa zona la arena era muy clara y el agua cristalina, lo que permitía observar los peces perfectamente.

15 minutos en el agua y vuelta al barco para acabar de contemplar los acantilados y calas de Cabrera, así como su faro más al sur, el faro de Ensiola (que sería protagonista durante la tarde) antes de encarar la entrada al puerto de la isla de Cabrera, Es Port, presidida por el castillo de Cabrera.

Llegada Cabrera

Llegada a Cabrera con el castillo visible a lo lejos

 

Si reservas tu alojamiento con Booking a través de este enlace, ambos obtendremos 15€ gratis. Pincha aquí si quieres saber más sobre cómo funciona.

Desembarcamos en el puerto, que tiene una ubicación privilegiada protegido de los vientos y además es de gran calado. Una visita rápida a la oficina de información para coger un mapa y estamos listos para empezar a caminar hacia nuestra primera parada, el castillo de Cabrera.

Es Port

Vistas de Es Port, el puerto y el castillo

 

Se estima que fue construido en el siglo XIV para evitar que los corsarios norteafricanos y turcos utilizasen la isla como base para sus ataques a la isla de Mallorca. Más adelante, también sirvió para vigilar a los soldados franceses capturados durante la batalla de Bailén.

Se alza 72 metros sobre el nivel del mar en el Puig d’Es Castell ofreciendo unas amplias vistas de Es Port, la Punta de Sa Creueta y Cap Llebeig, y pueden verse lagartijas baleares durante toda la ascensión.

Castillo de Cabrera

Desde lo alto del Castillo de Cabrera

 

Desde el castillo nos dirigimos hacia la zona de las playas, donde más gente se concentra, una caminata de unos 10-15 minutos, que nos lleva directamente a Cas Pagès, una casa tradicional que sirvió como granja y que cuenta con un trozo de playa. Aún conserva el molino, la era en la parte trasera y dispone de un pequeño muelle para embarcaciones.

Cas Pagès

Cas Pagès, su playa y el embarcadero con Sa Platgeta al fondo

 

Al lado de la playa de Cas Pagès se encuentra la playa Sa Platgeta. Ambas tienen poca arena pero son perfectas para relajarse y explorar el fondo marino.

Sa Platgeta

Playa Sa Platgeta

 

Nosotros decidimos seguir explorando la isla antes de disfrutar de un baño en esas aguas cristalinas y, a escasos metros de allí, fuimos a visitar los yacimientos arqueológicos de Pla de Ses Figueres, de los más importantes de las Baleares. Actualmente, cuenta con 3 zonas excavadas por un equipo del Ayuntamiento de Palma de Mallorca. Una primera zona que era la factoría de salazones:

Factoría de Salazones

Restos de lo que se presume fue una factoría de salazones posteriormente reformado por los soldados franceses

 

Otra zona en la que se han encontrado restos de barracas del campamento de prisioneros del ejército de Napoleón, ya que la isla sirvió de prisión para unos 9000 soldados franceses:

Barrracas Prisioneros

Barracas usadas por los prisioneros franceses

 

Y una última zona en la que se hallaba la Necrópolis del monasterio y un posible taller de producción de púrpura.

Necropolis

Restos de varias tumbas en la Necrópolis bizantina

 

Después, seguimos hacia la siguiente playa de las que se encuentran en Es Port, playa S’Espalmador, a unos 300 metros de Sa Platgeta. Una playa de rocas, muy tranquila y perfecta para hacer snorkel. También pospusimos el baño porque justo desde allí partía el camino hacia el faro de Ensiola, nuestro objetivo número 1 de la excursión a Cabrera.

Playa S'Espalmador

Playa S’Espalmador a lo lejos

 

¡Síguenos en Instagram!

 

Con el mapa que nos habían dado en la mano, en el que salía indicada la ruta hasta el faro de Ensiola, nuestro mayor temor era si conseguiríamos ir y volver para estar en el puerto a la hora de partida. Al final incluso nos sobró algo de tiempo para comer y hacer snorkel en S’Espalmador con la playa completamente vacía para nosotros.

Sin perder ni un minuto y con ritmo rápido empezamos a caminar por el camino habilitado para ello, de arena y piedra y que no tiene pérdida alguna. Poco a poco íbamos ganando altura y ya solo el castillo dejaba verse si echábamos la vista atrás.

Vistas camino

Vistas hacia Es Port y el castillo por el camino al faro de Ensiola

 

Continuamos por el camino que en su parte final empieza a presentar muchas curvas hasta que por fin avistamos el faro a lo lejos. Aprovechamos para hacernos una foto y seguimos por el camino que se ve a la izquierda que ya es todo bajada.

Faro Ensiola a lo lejos

Faro de Ensiola y camino hasta él, lo mejor de la excursión a Cabrera

 

Hasta que lleguemos a la última parte donde nos espera una serpenteante subida hasta nuestro objetivo, pintado con llamativos rombos blancos y rojos, disfrutando de unas vistas espléndidas.

Ultima subida Faro Ensiola

Faro de Ensiola en lo alto

 

Y, por fin, llegamos al faro de Ensiola. Merece la pena la caminata solo por la tranquilidad, las vistas y la sensación de estar en el fin de mundo.

Faro de Ensiola

Faro conquistado

 

El faro de Ensiola terminó de construirse en el año 1868 y su historia es curiosa porque en el año 1936 secuestraron a sus dos torreros y el faro estuvo abandonado durante 2 años.

Toca volver por el camino que hemos venido aunque la verdad que nos hubiésemos quedado un buen rato más en el faro. El camino se ve así desde lo alto.

Camino de vuelta

Camino de vuelta

 

¡Síguenos en Instagram!

Si reservas tu alojamiento con Booking a través de este enlace, ambos obtendremos 15€ gratis. Pincha aquí si quieres saber más sobre cómo funciona.

Y empleando algo menos de tiempo para la vuelta que el que habíamos gastado para la ida por ir sacando fotos y disfrutando del paisaje, llegamos de nuevo a la playa de S’Espalmador donde aprovechamos para comer algo y para hacer snorkel. Después de esto, ya habíamos agotado nuestro tiempo en la isla y el barco nos esperaba para partir a la última parte de la excursión a Cabrera, la visita a Sa Cova Blava (Cueva Azul). Nos subimos al barco y en poco más de 5 minutos llegamos. La cueva no es muy grande, pero lo justo para que con el efecto del sol, si te sumerges, el agua se vea de un color muy llamativo.

Sa Cova Blava

Interior de Sa Cova Blava

 

Nos dejaron unos 15 minutos para tirarnos al agua y vaya si lo aprovechamos.

Excursión a Cabrera

El color del agua era impresionante

 

Dejo un video de las profundidades dentro de la cueva mientras estábamos sumergidos en el agua.

Por desgracia, tuvimos que volver a subir al barco para regresar a nuestro punto de partida en de Colonia Sant Jordi y poner así fin a un día espectacular.

El balance de la excursión a Cabrera no puede ser más positivo. Un día genial en un paraíso natural y sin ninguna queja de la compañía Excursions a Cabrera, con la que todo transcurrió como estaba planeado y perfectamente detallado en su página web.

 

VER LAS OTRAS ENTRADAS SOBRE MALLORCA

¡Si te ha gustado nuestra excursión a Cabrera o tienes alguna duda, déjanos un comentario!

 

¡Síguenos en Instagram!