Para este cuarto día teníamos planeada nuestra llegada a Sukhothai, ciudad que decidimos visitar principalmente por su Parque Histórico. Han sido unos días muy intensos en Bangkok, una ciudad gigante donde hemos descubierto parte de su pasado y su cultura y también nos hemos divertido bastante.

Volvimos a desayunar al puesto cercano al alojamiento porque nos había gustado bastante. Esta vez tocó probar los pancakes con mango y miel. ¡Espectaculares!

Desayuno Bangkok Ultimo Día

Pancakes con mango y miel

 

Viaje y llegada a Sukhothai

Después, nos dirigimos a una calle con más tráfico para parar dos taxis que nos llevasen al aeropuerto. Paramos a varios pero nos pedían 600 bahts (algo más de 15€) por el trayecto y cuando les decíamos que no, que queríamos que pusiesen el taxímetro, decían que no con la cabeza y se iban. Finalmente, conseguimos parar a dos que accedieron sin problema a poner el taxímetro. El conductor del taxi en el que me subí yo nos preguntó si queríamos ir por la vía rápida y le dijimos que sí, por lo que tuvimos que abonar 50 bahts (menos de 2€) primero y otros 25 bahts (menos de 1€) después en los peajes habilitados. En poco más de 45 minutos llegamos al aeropuerto, aunque el tráfico es bastante caótico en Bangkok y siempre te ves en medio de algún atasco. El precio final fueron 300 bahts (unos 8€). Para que os hagáis una idea, el día que llegamos a Bangkok pagamos 700 bahts (casi 20€) por el trayecto en sentido contrario, por lo que siempre decidles que activen el taxímetro  y sino buscad a otro.

Mostradores de Bangkok Airlines

Mostradores de Bangkok Airways

 

En el aeropuerto hay una zona específica para comer, donde se pueden encontrar restaurantes de comida tailandesa, japonesa, puestos de fruta o cosas más occidentales como Mc Donald’s. Como aún estaba reciente el viaje a Japón, tomé un plato de Yakisoba.
El vuelo de Bangkok a Sukhothai lo hicimos con la compañía Bangkok Airways. La duración fue de poco más de una hora y el avión era más pequeño de lo normal, con solo dos filas a cada lado y con hélices.

Antes de subir al avión de hélices con destino a Sukhothai

Antes de subir al avión de hélices con destino a Sukhothai

 

Me llamó la atención que pese a lo corto del trayecto repartiesen comida algo que ya no suele verse. Nos dieron un plato de arroz con verduras y gambas, que picaba mucho y también fruta, agua y café.

Comida durante el vuelo

Comida durante el vuelo

 

¿Todavía no has visitado nuestra Tienda? ¡Entra y descubre nuestros productos favoritos para viajar!
 
Entrar a la Tienda

 

El aeropuerto de Sukhothai es muy pequeño y a la vez muy bonito. Tiene estanques, estatuas y tejados llamativos. Una vez que aterriza el avión, esperan en la pista con varios carritos para llevar a la gente desde el avión a la terminal. La terminal no tiene paredes, solo tejado y el equipaje facturado lo entregan a la mano las personas que descargan los carros de las maletas. Muy curioso la verdad.

Llegada a Sukhothai

Terminal del aeropuerto de Sukhothai

 

Para salir de allí, solo hay 2 opciones. Alquilar un coche o coger un transfer que te lleva directo al lugar que le digas. Nosotros elegimos el transfer y nos cobraron 180 bahts (5€ más o menos) a cada uno por ir en una furgoneta con otras 5 personas. El nombre de la compañía es Eddy Airport Transfers, aunque diría que es la única.
Nos dejaron justo al lado de la estación de autobuses, a unos 50 metros del sitio en el que íbamos a dormir, el RuengsriSiri Guesthouse. Como al día siguiente tomábamos dirección a Chiang Mai, entramos antes a la estación de autobuses para dejar el billete comprado y despreocuparnos. Lo cogimos con la compañía Esan Tour ubicada en la ventanilla número 5, que ofrecía el trayecto a las 6 de la tarde, con lo que tendríamos tiempo suficiente para visitar el Parque Histórico durante el día y evitar andar apurados, ya que otra de las empresas que ofrecía el servicio, tenía muchos trayectos durante la mañana y el último trayecto a las 13:40, pero era muy justo.

Billete de autobús Sukhothai - Chiang Mai

Billete de autobús Sukhothai – Chiang Mai

 

El precio fueron 207 bahts (algo más de 5€) y el autobús nos dijeron que sería de segunda categoría con aire acondicionado y que saldría del andén número 8.
Con todo ya listo, nos dirigimos al hostel para poder ir a descansar un poco. El precio por una habitación para los 5, fueron 650 bahts (unos 17€ a dividir entre 5).

Entrada del hostel

Entrada del hostel

 

Como en la zona no había nada o casi nada que hacer, fuimos a cenar a un sitio que habíamos visto al llegar. En la entrada estaban sentados sus dueños, un matrimonio mayor. Rápidamente se acercaron a nosotros para traernos la carta. Como no hablaban nada de inglés, nos costó un poco entendernos, al final terminamos señalando las imágenes de los cárteles y pidiendo aleatoriamente. Por culpa de eso, me comí el plato más picante de mi vida, me dolía hasta el paladar. Pero todo estaba muy bueno. Por unos 8 platos de comida, fruta para el postre y las bebidas, solo nos cobraron 355 bahts (menos de 10€ por una cena de 5 personas). Pagamos 400 bahts y el resto lo dejamos de propina y se pusieron muy contentos.

Sitio donde comí el plato más picante de mi vida

Sitio donde comí el plato más picante de mi vida

 

Para acabar el día, estuvimos viendo en la habitación la película de “Resacón 2: ahora en Tailandia”, aunque de momento no hemos tenido tantos problemas como los protagonistas jeje

 

VER EL ITINERARIO COMPLETO DEL VIAJE POR TAILANDIA

¡Si tienes cualquier duda o recomendación, no dudes en dejarnos un comentario!

Síguenos en Instagram: