El día anterior habíamos negociado con el dueño del hostel que un contacto suyo viniese a buscarnos con una minivan a eso de las 7 de la mañana para ir de excursión al Parque Natural Doi Inthanon, a unas 2 horas de camino más o menos. El precio fue 3000 bahts (sobre 80€) entre los 5. Por el camino paramos a desayunar y, finalmente, llegamos al parque a las 9:30 de la mañana. Nos detuvimos en la entrada para sacar el ticket de acceso al parque y el precio fueron 300 bahts (unos 8€) por persona.

 

Desarrollo de la excursión al Parque Natural Doi Inthanon

Le pedimos al conductor que nos llevase al Monte Doi Inthanon lo primero. Es el monte más alto de Tailandia, con 2565 metros. Sinceramente, no hay nada o casi nada arriba que merezca la pena. No hay buenas vistas, y además dudo que nos hubiese podido impresionar estando acostumbrados a las cumbres asturianas. Siguiendo un camino de madera podía verse un cartel que indicaba que aquel era el punto más alto de Tailandia.

Excursión al Parque Natural Doi Inthanon

Cartel indicando que estamos en el punto más alto de Tailandia

 

Siguiendo el camino de madera hasta el final y cruzando luego la carretera, había la entrada a un pequeño trail (Angkha Nature Trail) de menos de 400 metros. Poco que ver, lo más interesante fue que llevábamos delante a un montón de niños monjes y se llegaba a una especie de altar.

Un niño monje durante el mini trail

Un niño monje durante el mini trail

 

Una vez terminado en la parte más alta de Doi Inthanon, fuimos bajando poco a poco. Primero paramos en una especie de mirador donde muchos japoneses adolescentes se hacían fotos, pero solo se veían árboles.

"Mirador" de árboles

“Mirador” de árboles

 

A continuación, nos dirigimos a las pagodas, posiblemente lo más llamativo del parque. Pagamos 40 bahts (1€) cada uno. Sus nombres son Naphamethinidon (que significa “por la fuerza de la tierra y el aire”) y Naphaphonphumisiri (“siendo la fuerza del aire y la gracia de la tierra”).

Pagoda Naphaphonphumisiri

Pagoda Naphaphonphumisiri

 

Los jardines y estanques que hay en las zonas son espectaculares y las vistas son mejores que desde el punto que habíamos visitado anteriormente. En mi opinión, esta es la parte más bonita de Doi Inthanon.

Estanque y pagodas en Doi Inthanon

Estanque y pagodas en Doi Inthanon


 
¿Todavía no has visitado nuestra Tienda? ¡Entra y descubre nuestros productos favoritos para viajar!
 
Entrar a la Tienda

 

Merece la pena destacar que según la época en que se visite, al estar a tanta altura, es posible que la temperatura refresque bastante, por lo que es buena idea llevar un jersey fino o chaqueta, aunque a medida que vas bajando, la sensación de agobio vuelve a aparecer.

Lo siguiente que visitamos en el parque fueron una serie de cascadas. Comenzamos con la cascada Shiribhume. No parece muy grande, hasta que levantas la cabeza y ves que en lo alto ya empieza su caída.

Cascada Shiribhume

Cascada Shiribhume

 

Otra cascada a poca distancia de la anterior es la Sirithan. Bajando por el camino de madera se llega al mirador, pero si sigues bajando por un camino de tierra que no está señalizado, puedes llegar a la parte baja de la cascada.

Cascada Sirithan

Cascada Sirithan

 

La última cascada que visitamos antes de comer fue la Wachirathan. Se puede bajar el camino de madera para estar un poco más alejado de la gente e incluso subir las escaleras para continuar por el camino y llegar a la parte alta de la cascada.

Cascada Wachirathan

Cascada Wachirathan

 

Como dato curioso, comentar que había un chico sentado en el banco que hay justo delante de la cascada, que parecía que estaba a sus cosas y resulta que lo que hacía era sacar fotos con su teléfono y más abajo otra persona te la intentaba vender. Me había hecho una y ya le habían puesto hasta un marco.
Hubo un malentendido con lo que habíamos negociado el día antes y el tiempo y los sitios a los que nos llevaría el conductor. A nosotros nos habían dicho que serían 12 horas para ir a donde quisiéramos pero no fue así y hubo varios sitios del parque a los que el conductor se negó a ir porque decía que estaban lejos. Una vez más el problema con el idioma se hizo latente, ya que era imposible intentar explicar nada.
Por lo tanto, como habíamos acabado en el parque y aún sobraba tiempo para visitar más sitios, decidimos pagarle 1000 bahts (sobre 26€) más, para que nos llevase al templo Wat Phra That Doi Suthep.
Una vez allí, antes de empezar a subir los más de 300 escalones que nos separaban del templo, aprovechamos para comprar algo de comida en los puestos que había.

Escalera para llegar al Wat Phra That Doi Suthep

Escalera para llegar al Wat Phra That Doi Suthep

 

Al llegar arriba, pagamos 20 bahts (unos 50 céntimos de €) por la entrada. El templo estaba lleno de gente y llamaba la atención la gran cantidad de figuras de Budas de todo tipo.

Detalles en el Wat Phra That Doi Suthep

Detalles en el Wat Phra That Doi Suthep

 

De camino a la minivan paramos a hacer unas compras en el mercado que había a la entrada del recinto, antes de volver finalmente a Chiang Mai después de haber salido del hostel hacía 12 horas.
Cuando volvimos, fuimos a sacar los billetes para el día siguiente partir hacia Chiang Rai. Lo sacamos en un puesto que vendía billetes de autobús de la compañía Greenbus. Cogimos tickets de segunda categoría, que incluían aire acondicionado y baño, y cubrían el trayecto en unas 3 horas.

Billete de autobús Chiang Mai - Chiang Rai

Billete de autobús Chiang Mai – Chiang Rai

 

Para acabar el día, cenamos en un restaurante vegetariano, vimos las primeras gotas de lluvia desde que llegamos a Tailandia y nos fuimos para casa en un coche que contactamos a través de la aplicación Uber.

Lluvia en Chiang Mai

Lluvia en Chiang Mai

 

VER EL ITINERARIO COMPLETO DEL VIAJE POR TAILANDIA

¡Si tienes cualquier duda o recomendación, no dudes en dejarnos un comentario!

Síguenos en Instagram: